¿Cómo encontrar la verdadera amistad?

La verdadera amistad

Desde que entramos en este mundo, todos nos movemos en una esfera de muchas relaciones . La primera, en la mayoría de los casos, es con los propios padres y los demás familiares. Pero según vamos creciendo se despierta en nosotros el deseo de conocer a muchas más personas y nos relacionamos con mucha más gente.

Las relaciones que tenemos con unos y con otros son muy variadas. Con algunos nos gusta juntarnos porque son muy divertidos, les gusta reirse y hacer muchas bromas, y parece que con ellos  nos lo pasamos estupendamente bien. Otros son más calmados y esto nos  permite entablar con ellos conversaciones sobre los grandes temas que conciernen al mundo, a la sociedad y a nuestra propia vida.

Pero no pocas veces en estas relaciones de amistad surgen unas y otras discordias. A veces sentimos la falta de comprensión de nuestros amigos, otras veces notamos que la relación que tenemos con ellos es una relación demasiado superficial, y si se trata de cosas más profundas y serias, el círculo de amigos con los cuales las podemos compartir se hace cada vez más pequeño.

Lo peor es cuando no solo se hace cada vez más pequeño, sino cuando realmante no conocemos a nadie con el cual podemos compartir todas nuestras ansiededes,  preocupaciones o problemas que nos cargan enormemente en lo más profundo de nuestro ser.

Hay varias razones que a veces nos impiden compartir nuestras preocupaciones con nuestros amigos. Por un lado la preocupación o inseguridad de que la persona con la que nos gustaría compartirlo de verdad nos pueda comprender; otras veces no nos atrevemos porque no estamos seguros de si la persona con la que nos gustaría compartirlo es  confiable y va a ser capaz de guardar en secreto lo que le digamos, porque ya hemos tenido algunas experiencias negativas, cuando un poco más tarde de haber compartido nuestas confidencias con alguien de repente nos dimos cuenta que ya se había enterado todo el mundo de nuestra situación, que no queríamos que fuese del dominio público. Esto nos lleva a sentirnos dolidos, desamparados y desilusionados. Pero es en estos momentos cuando debemos acordarnos de que, aunque a veces haya problemas en las relaciones y amistades, siempre hay alguién que nos comprende perfectamente, porque él es nuestro hacedor y nos conoce hasta lo mas profundo de nuestro ser.

¡Qué enorme pivilegio es saber que este alguien es Dios que nos ha hecho a su imagen y semejanza! Él nos conoce totalmente y sabe cómo nos encontramos en este mismo momento. No importa si estamos eufóricos, alegres o tristes.

La Palabra de Dios nos dice: “Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras flaquezas, sino uno que ha sido tentado en todo como nosotros , pero sin pecado. “Heb 4:15 

Nos hace falta alguien así, que reúna todas estas cualidades. Alguien de quien podemos estar seguro que tiene la capacidad de comprendernos perfectamente y que además es cien por ciento fiable,  ya que no divulga a nadie nuestros secretos.

Es por estas razones que te invito a seguir el consejo que nos da el Autor de un salmo en la Biblia cuando dice:

“Confiad en Él en todo tiempo, oh pueblo; derramad vuestro corazón delante de Él; Dios es nuestro refugio. Salmo 62:8   

Si lo haces experimentarás que es de gran provecho para tu vida y no te arrepentirás. Jesús quieres ser tu verdadero amigo.

Anímata a profundizar entrando en: Profundizar