Jesús, nuestra única esperanza

En la historia jamás se ha visto a alguien sucitar opiniones tan radicalmentes opuestas. Unos estaban llenos de amor y agradecimientos hacia él, otros lo detestaban al punto de querer matarlo.

Descarga PDF

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.