Tu eres único

El conocido escritor C. S Lewis escribió en una ocasión: “No existe ningun hombre normal” Tiene razón, porque cada ser humano es totalmente única.
No importa si tu lo crees o no, nadie es exactamente igual como tu. Tu apariencia, tu voz, tus características personales, tus costumbres, tu inteligencia, tus gustos – todo esto te hace único. Incluso tu huella dactilar es diferente que la de todos los otros hombres. Me permites decirlo aun más claro, no eres un producto de la casualidad. Tu eres totalmente único, pero allí no se termina todo. Lo más importante queda todavía por decir.
Tu eres una creación de Dios. Esto es lo más grande. Dios te ha hecho a su imagen. La Biblia nos dice de una manera clara: “ Y creó Dios al hombre a su imagen” Dios te ha hecho de tal manera que puedes disfrutar de su creación. Para que puedas tener una vida con sentido, reirte, amar y tener una comunión personal con Dios. La Biblia nos enseña con claridad que Dios tiene mucho interes en ti. En una oración maravillosa del salmista leemos: “Te alabaré porque formidable, maravillosas son tus obras. Estoy maravillado y mi alma lo sabe muy bien.” Dios te conoció antes de que nacieras. Y en aquel entonces como hoy, Dios tiene sus palanes contigo. Planes que son maracos siempre por su amor hacia ti.
Tu eres alguien amado por Dios. Dios no es un monarca frio y sin sentimientos. El conoce nuestros dolores, el ve nuestras desgracias, teniendo compasión con nosotros y nos tiene como algo que es digno de su amor. Aun a pesar de que nosotros muchas veces andamos por nuestros propios caminos. Pero aun así somos algo valioso para Dios. El no deja de amarnos, aunque nos puede parece increible. El nos ama de tal manera que estaba dispuesto a dejar morir a su hijo Jesucristo por nosotros. “En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que el nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados”. Pecados son hechos, pensamientos y motivaciones que no coinciden con la naturaleza de Dios. El pecado más grave en los ojos de Dios es vivir sin él. Nos hemos separado de él y le hemos dado la espalda, aunque él es nuestro creador. Pero porque nosotros somos de tanto valor para él, El nos quiere perdonar nuestros pecados, para que no nos perdamos para siempre, sino que una vez podemos estar con él en el cielo. Así nos ama a cada uno de nosotros.
Podemos experimentar el amor de Dios por medio de Jesucristo. Dios nos quiere dar una vida con sentido. Si confesamos al Señor Jesús nuestros pecados y entregamos nuestra vida a él, entonces se arregla lo que se había estropeado en nuestra relación con él y esta relación empieza de nuevo. ¿Reconoces cuan valioso eres tu en los ojos de Dios? ¿Cuanto te ama el Señor? Si nunca has invocado el nombre del Señor Jesús , entonces hazlo ahora. No puedes perder nada, pero puedes ganar mucho. El ha vencido el pecado y incluso la muerte. El vive y te esta esperando. El quiere perdonar toda tu culpa y darte una vida nueva, vida eterna. Pero tu tienes que ir a él voluntariamente. Ora al Señor Jesús. Orar no significa decir oraciones pre hechas y preescritas, repitiendo siempre lo mismo, sino es hablar con él como con un buen amigo, en el cual puedes confiar totalmente. El te escucha sin duda. Animate a hablar con él ahora.

Contenidos:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.